Jueves, 19 de Octubre de 2017

Usted está aquí: Home

Marina Abramovic: Videoinstalaciones

Correo electrónico Imprimir

Desde el comienzo de su carrera en Belgrado a principios de los años setenta, Marina Abramovic ha trabajado con el performance concebido como una forma de arte visual.

Su propio cuerpo es sujeto y medio al mismo tiempo. Para investigar sus propios límites mentales y físicos, se ha sometido a dolor extremo, agotamiento, peligro y transformaciones emocionales y espirituales.

Marina Abramovic

Para Abramovic, el performance es un intercambio inmediato de energía con el público que inicia con un contacto lo más personal posible. “Nunca podría dar performances privados, en casa, porque no tengo público… Entre más público hay, mejor el performance, más energía recorre el espacio.” 1

En 1976 Marina Abramovic viajó a los Países Bajos, y conoció al artista visual Uwe Laysiepen (Ulay), con el que trabajaría intensamente hasta 1988. En sus performances colectivos, exploraban sus propios límites hasta un agotamiento físico y mental, para así abrirse a nuevas experiencias. Abramovic y Ulay se autodenominaban “unidad andrógina”. Después de la ruptura, en 1988, de dicha unidad, Abramovic comenzó a desarrollar los llamados Objetos Transicionales (Transitional Objects). Estos objetos están conformados de materiales naturales tales como piedras semipreciosas o imanes que no tienen una función autónoma – en otras palabras, no tienen la pretensión de ser colocados en un lugar a manera de escultura -, Abramovic las usa para generar experiencia y energía y como ritual de la vida cotidiana, tan pronto eso ocurre se puede precindir de los mismos. Estos objetos también sirven como auxiliares para involucrar activamente al público en el performance y para producir, alterar o transmitir energía. “La gente cambia sólo a través de su propia experiencia”.

Respecto a sus performances de los años setenta, Marina Abramovic se mueve en otra dirección, en la que la participación del público define parcialmente el resultado del trabajo, el visitante se volvía un performer. “El público debe dar un paso histórico y volverse uno con el objeto. Adquirir mucha más experiencia para si”’. 2 Desde ese momento, todo su trabajo anterior (aquel que trabajaba en soledad), fue denominada bajo el término de Cuerpo Privado (Private Body).

Durante mucho tiempo, el video fue para Abramovic sólo un medio de registro de sus performances. Inicialmente, lo utilizaba como bitácora de su trabajo y para uso personal, para lograr ver el efecto generado por sus performances. Además, a través de las cintas de video, un público más amplio podía familiarizarse con sus trabajos anteriores. Mucho después, el video se convirtió en un medio para tender un puente entre sus performances y sus objetos. A partir de 1995, Abramovic comenzó a utilizar filme y video para realizar sus videoinstalaciones.

1Marina Abramovic (Milan, Charta, 2002), p. 27.
2Idem, p. 36.


Descripción de la obras

Mambo (2003)

En 2002, Abramovic realizó un performance en una institución psiquiátrica abandonada en Voltara. En él, bailaba mambo sobre una plataforma de acero con zapatos que tenían imanes adheridos a las suelas. Su performance duró tres horas, durante las que la música se repetía. Si los visitantes querían verla, también debían ponerse zapatos con imanes y caminar 100 metros sobre la plancha de acero hasta donde ella se encontraba. El performance trabaja con la percepción del tiempo, la memoria, y el uso extremo de energía. Esta instalación se presenta de manera distinta en la exposición. La plancha de acero de 100 metros de largo se sustituye por una ‘pista de baile’ de acero. Una Abramovic danzante se proyecta sobre la pantalla gigante. Se invita al público a ponerse zapatos especiales y bailar mambo en la ‘pista de baile’ junto con la artista.

The Hero (2001)
(El Héroe)

Marina Abramovic dedicó ‘El Héroe’ a su padre, quien fuera soldado en la Segunda Guerra Mundial. La artista está inmóvil montando un caballo blanco, con una bandera blanca ondeando en el viento, detenida indefinidamente. Una voz femenina canta, de memoria, el himno nacional yugoslavo de tiempos de Tito. La imagen del video es en blanco y negro porque quería enfatizar el pasado y la memoria.

Video Portrait Gallery (1975-2003)
(Galería de video-retratos)

Una instalación de monitores que utiliza grabaciones de performances de Marina Abramovic en los que sólo se muestra su cabeza. La pieza está integrada por dieciséis monitores, e incluye el que probablemente es su performance más conocido, ‘El arte debe ser bello, el artista debe ser bello’ (1975), así como su último retrato a la fecha, ‘Stromboli’ (2002). La instalación propone la imagen de una Abramovic cambiante, pero más aún, muestra la fuerza y energía siempre presentes en sus performances.

Spirit House (1997)
(La casa de los espíritus)

Esta pieza muestra tres de los cinco videos originales que la integraron originalmente, los otros dos forman parte de la instalación “Video Portrait Gallery”. El escenario original para ‘Spirit House’ era un matadero en Portugal. Abramovic cerró la entrada principal y colgó un letrero con las palabras ‘Spirit House’. En el video ‘Insomnio’ (Insomnia) Abramovic baila tango: lentamente entra y sale de un haz de luz. En contraste con la energía expresada en ‘Mambo’, aquí presenta un performance surrealista que emerge en parte de los entornos ‘hipnóticos’. Abramovic parece sufrir una transformación teatral en ‘luminosidad’; lentamente se vuelve uno con la luz que le rodea. La autoflagelación en el video ‘Disolución’ remite a su trabajo más temprano de performance, en el que ella trata de llegar a niveles más altos de conciencia a través del dolor. La instalación completa es un símbolo de la purificación espiritual del cuerpo.

At the Waterfall (2003)
(En la cascada)

El descanso y la reflexión son centrales en esta videoinstalación. En 1999, Abramovic recibió una invitación de representantes del Dalai Lama en la que se le pidió diseñar la coreografía de monjes y monjas tibetanos para una presentación durante el festival de música sagrada en Bangalore, India. Durante su estancia en el claustro filmó las cabezas de 106 monjes y monjas. Un muro de la exhibición se llena con la proyección de las cabezas de los monjes cantantes. Los visitantes pueden tomar un lugar en los sillones reclinables. Las imágenes y sonido rodean al espectador como el salpicar de una cascada. La instalación llama a recordar los Objetos Transicionales, en los que Abramovic busca los efectos de los procesos mentales y la transferencia de energía. Esta vez, sin embargo, no hace uso de minerales naturales, en cambio busca hacer llegar la energía puramente a través de la imagen y el sonido.

Balkan Erotic Epic - Triptych/Professor (2005)
(Épica erótica balcánica – Tríptico/Profesor)

Esta basada en la investigación de Abramovic sobre la cultura popular balcánica y el uso que ésta hace de lo erótico. Esta instalación pertenece a una serie de trabajos que reflejan el origen serbio de Abramovic, y que incluye las instalaciones ‘Barroco balcánico’ (Balkan Baroque), ‘Cuenta con nosotros’ (Count on Us) y ‘El Héroe’ (The Hero). Balkan Erotic Epic tiene una forma variable, debido a que sus trece canales pocas veces se presentan al mismo tiempo, la mayoría de las veces se eligen sólo algunos para ser mostrados. Para esta exposición retrospectiva se han escogido para ‘Tríptico’: ‘Dos grupos de cinco hombres con erecciones en traje regional y Olivera Vico cantando una canción rusa’; y para ‘Profesor’ un recuento en el que la artista da diez ejemplos de tradiciones populares balcánicas para el uso de órganos sexuales en actividades de sanación, fertilización de la tierra y protección contra el mal.

8 Lessons on Emptiness with a Happy End (2008)
(8 Lecciones sobre el vacío con final feliz)

En sú último trabajo, 8 Lessons on Emptiness with a Happy End, Marina Abramovic aborda el tema de la violencia mostrada en los medios de comunicación contemporáneos. Los cinco canales de la instalación, grabada en Laos, se organizan en un largo friso, compuesta de una imagen central flanqueada por otras dos verticales y dos horizontales. Las imágenes alternan entre escenas arquetípicas de guerra, referidas a la televisión y a los video juegos, e imágenes de la naturaleza – una cascada, montañas y un árbol de espíritu – que se relacionan con la vida espiritual en Laos. Las escenas de guerra, actuadas por niños y por la misma Marina Abramovic, alientan un sentimiento de compasión y responsabilidad.

Todo lo que siempre quisiste saber acerca de cómo se hace una videoinstalación (2008)
(Everything you always wanted to know about the making of a video installation)

Ramon Coelho, dirigió un documental sobre el proceso de creación de la pieza. Este trabajo explica los orígenes de las '8 Lecciones' y muestra como Marina Abramovic y su equipo trabajaron en Laos. Permite ver como el equipo construyó una casa arquetípica como escenario de los videos y las fotografías, como los niños locales actúan en las escenas de guerra junto con la artista, y cómo exploran los alrededores campiranos en busca de locaciones y paisajes con significado espiritual.

Desde el 13 de noviembre hasta el 25 de enero de 2009

Laboratorio | Arte Alameda

Dr. Mora 7, Centro Histórico (Metro Hidalgo)
Tel. +52 (55) 5510 2793
info.artealameda(arroba)gmail.com
www.artealameda.inba.gob.mx

Fuente: Gabriela Romero. Departamento de difusión Laboratorio | Arte Alameda

Portada
Concursos
Argentina
Chile
Colombia
España
México
Venezuela
Otros países latinoamericanos
Mundo

Estás en nuestro ARCHIVO.
Consulta información
actualizada aquí