Viernes, 19 de Diciembre de 2014

Usted está aquí: Home

Río Magdalena: navegando por una nación

Correo electrónico Imprimir

Del 28 de febrero al 4 de marzo de 2008
Museo Nacional de Colombia

El Ministerio de Cultura, a través del Museo Nacional de Colombia, y el Instituto de Antropología e Historia -ICNAH-, presentan la exposición temporal Río Magdalena: navegando por una nación, que se exhibirá del 28 de febrero al 4 de mayo en la Sala de Exposiciones Temporales Gas Natural.

La muestra recrea un viaje a lo largo del río Magdalena y evoca, a través de un recorrido por veinte puntos geográficos, los momentos más significativos de su historia que están ligados a la construcción de la nación colombiana.

Con esta exposición el Museo Nacional busca hacer evidente el papel que ha tenido el río Magdalena en la historia del país, y motivar a los visitantes a recorrer de nuevo su cauce.

La muestra es una realidad gracias al patrocinio de Ecopetrol y el apoyo de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Colombia.



Navegando por una nación

“Al describir y reflexionar sobre la historia y la memoria de la nación colombiana contenida a través de sus íconos, no habría tal vez ninguno que superase la presencia inequívoca del río Magdalena: eje organizador y paso obligado de nuestra historia…”
Germán Ferro, antropólogo e investigador de la exposición.

La exposición recorre el río desde su nacimiento hasta la desembocadura y presenta 20 puntos geográficos, a través de los cuales quiere destacar 8 aspectos:

1. Dimensión histórica
El río ha sido protagonista de las diferentes etapas del desarrollo
y modernización del país. En la muestra se ve la transformación del río y
los diferentes usos que le dieron los grupos humanos que han habitado su
ribera, desde la época prehispánica hasta la actualidad.

2. Diversidad de paisajes y situación medioambiental
El río a través de su recorrido presenta diversas unidades paisajísticas: páramos, bosques interandinos, desiertos, ciénagas, entre otros. La muestra intenta mostrar la crisis ambiental, producto del vertimiento indiscriminado de residuos, que ha implicado una dramática disminución en los niveles de pesca y el deterioro de la flora y la fauna ribereña.

3. Construcción de una cultura ribereña
Debido a la riqueza natural y a la capacidad de comunicación del río, en su ribera se han asentado desde tiempos milenarios, diversos grupos humanos que han desarrollado distintos modos de vida y múltiples manifestaciones culturales, entre ellas la música, la gastronomía, los sistemas productivos, los tipos de viviendas y las creencias religiosas.

4. Navegación
Se muestran los diferentes aspectos tecnológicos que han vivido la navegación y el transporte a través del río, desde las más sencillas embarcaciones, como las balsas, hasta los grandes vapores. Se hace referencia a los champanes, que fueron los protagonistas de la movilización de personas y mercancía durante tres siglos.

5. Economía
Se hacen evidentes los grandes momentos de la economía del país que han estado ligados al río, como corredor fluvial que hizo posible el desarrollo de una economía exportadora de productos como tabaco, café, petróleo, etc.

6. Ciudad y comunicación regional
La exposición resalta el papel del río como eje de articulación de todo el país y la importancia de las ciudades, en su gran mayoría puertos del río, como conectores de varias regiones del territorio. Por ejemplo, Santander a través de Puerto Wilches; Norte de Santander con Gamarra; Puerto Nare y Puerto Berrío con Antioquia; Girardot con Cundinamarca y Bogotá, y Honda con todo el país.

7. Literatura y poesía
El río Magdalena ha sido descrito en las notas de innumerables viajeros y citado por la literatura cientos de veces. La exposición hace referencia a los textos que han evocado el río como los de Gabriel García Márquez, Álvaro Mutis, José Eustasio Rivera y Candelario Obeso.

8. Transformación tecnológica
El uso del río implicó una transformación tecnológica, en la que los puentes han tenido un papel privilegiado, pues hicieron posible la comunicación del país de oriente a occidente.


El río Magdalena
El río que corre en el medio de las cordilleras Central y Oriental, creó un valle en el que se asentaron las culturas prehispánicas y se constituyó en el corredor fluvial a través del cual los indígenas realizaron sus actividades económicas.

Yuma, Karacalí o Huancayo, como lo llamaron las tribus que poblaron sus diferentes tramos, se convirtió luego en el camino a través del cual los conquistadores viajaron al corazón de América tras la promesa del oro. Desde su cauce nacieron los primeros poblados y se crearon las nuevas ciudades. La sociedad colonial giró a su alrededor y la economía que la sostuvo viajó a través de sus aguas: el oro y los esclavos. El río fue entonces el escenario privilegiado del encuentro entre dos culturas.

En el siglo XIX la lucha de los pobladores por obtener su autonomía y las transformaciones de la naciente república estuvieron ligadas al río como un eje transversal que articuló el territorio e invitó a la adopción de tecnologías que permitieron el nacimiento y desarrollo de una economía agroexportadora.

De otra parte, las primeras imágenes que se difundieron de Colombia fueron legadas por los cientos de viajeros que desde el siglo XIX inmortalizaron, a través de grabados y narraciones, la fauna y la flora del Magdalena.

En el siglo XX, y de la mano de los vapores que trasladaron a cientos de viajeros, su cauce se ligó a la modernidad, y unió un extremo con el otro del territorio colombiano y llevó a muchos al encuentro con el mundo. Pero fueron el transporte del petróleo, la riqueza de su pesca y la construcción de modernos puentes, que conectaron diversas regiones, los símbolos de la modernización del país.

El río enfrenta ahora el reto de volver a ocupar un lugar privilegiado como corredor fluvial y restaurar la riqueza pesquera que hizo posible la vida desde tiempos inmemoriales.


¿Dónde nace?
En el Páramo de las Papas a 3.685 metros, ubicado en el Macizo Colombiano, en el Departamento del Huila.

¿De dónde viene su nombre?
El 1 de abril de 1501 Rodrigo Bastidas vio la desembocadura y como era el día de Santa María Magdalena lo bautizó en su nombre. No obstante, el río fue nombrado de maneras distintas por los pobladores que habitaban este territorio. Los caribes lo llamaron Karakalí (Gran Río de los caimanes) o Karihuaña. Las tribus del lugar Tora, cerca de Barrancabermeja, se referían a Arlí (Río del pez). En el Alto Magdalena era llamado en quechua Guaca-hayo (Río de las tumbas) y los muiscas lo denominaron Yuma (Río del país amigo).

¿Qué longitud tiene?
1.540 kilómetros aproximadamente desde su nacimiento en el Macizo Colombiano hasta su desembocadura en el mar Caribe.

¿Cuál es el tamaño de su cuenca?
257.440 km, equivale al 23% de la superficie total de Colombia. En los 728 municipios que comprenden se asienta el 80% de la población del país y se genera el 85% del producto interno bruto.

¿Cuál es su impacto económico?
La cuenca responde prácticamente por la totalidad de la actividad financiera, el transporte internacional y la actividad portuaria: 98.4% de las manufacturas; el 92% de la producción agrícola; el 72% de la ganadería; el 62% de la energía hidroeléctrica; el 40% del carbón y el 16% del petróleo.

¿Cuáles han sido sus puertos?
Numerosas poblaciones a lo largo del río han cumplido un papel importante en los diferentes períodos de la historia y la economía. Entre los puertos más dinámicos tenemos:

Alto Magdalena: Neiva, Girardot, Ambalema y Honda.
Magdalena Medio: La Dorada-Puerto Salgar, Puerto Berrío, Puerto Wilches y Gamarra.
Bajo Magdalena: El Banco, Mompox, Magangué, Calamar y Barranquilla.


¿Ha sido navegable?
El río ha sido navegable desde Neiva hasta su desembocadura. Sin embargo, la poca profundidad de sus aguas y los rápidos de Honda han dificultado la navegación.

¿Cuáles han sido los trayectos navegables?
1) Cartagena-Mompox-Honda. A la altura de este último municipio la pendiente del río crea unos rápidos que son difíciles de navegar.
2) Honda-Neiva.

¿Con qué tipo de embarcaciones se ha navegado?
Piraguas. Embarcaciones de los indígenas.
Champanes. Fueron introducidos en 1561.
Vapores. Llegaron en 1823 y trabajaban con leña. En 1922 se cambió el combustible por fueloil.

¿Qué son los champanes?
Son embarcaciones que los españoles adaptaron de la piragua indígena a las necesidades del transporte de carga y de pasajeros, teniendo en cuenta las características de una embarcación asiática denominada Sampán.

¿Cuánto duraba el viaje de Cartagena a Honda?
60 días en piragua.
40 días en champán (15 bogas, 27 toneladas de carga y 5 pasajeros).
12 días en vapor (40 caballos de fuerza y 420 toneladas de carga).

¿Sus aguas se han utilizado para la navegación turística?
Desde comienzos del siglo XX, y con espacial énfasis entre 1920 y 1960, el viaje por el Magdalena fue un destino turístico y obligado para aquellos que recorrían el país o que viajaban al extranjero.

Vapores como El Santander, Gran Bolívar, El Libertador, Susana, Unión, Magdalena
Nueva Granada, Barranquilla y Honda se inmortalizaron. Y el David Arango, uno de los últimos grandes vapores hechos en el astillero de Barranquilla, pasó a la historia por un incendio que lo dejó en cenizas.

¿Qué productos han sido transportan en él y en qué cantidades?
Se trasportó quina y tabaco.
En 1899 se movían 340.000 toneladas de subida, 40.000 de bajada.
En 1925, con vapores movidos con fueloil, se mueven 380.000 toneladas y 101.675 pasajeros.
Hasta 1956 el transporte por el río crece a 2´069.000 toneladas y 313.132 pasajeros.
Después se vuelve una vía marginal, pues en 1960 existe ya la carretera que permite llevar carga de los puertos a Bogotá en 24 horas.
2001 transporta 2.1 millones de toneladas.

¿Qué ha pasado con la pesca?
Desde los pobladores prehispánicos existen referencias de la abundancia y riqueza de peces como el bocachico, que significaba pez para los indígenas; la sabaleta, la mojarra y la dora. Sin embargo, la contaminación del río ha llevado a una dramática disminución de la pesca. En 1978 se recogían 63.700 toneladas y en 1998, 8.629. Es decir, que en 20 años hubo una reducción del 87%.

¿Qué puentes lo han cruzado?
Los puentes se han construido con distintos propósitos: paso de personas, de animales, de vehículos o del ferrocarril y se han hecho con diversos materiales: madera, metal y acero y concreto.

Se destacan y son significativos:
Madera: entre Girardot y Flandes
Metal: Puente Navarro (1898, Honda).
Acero y concreto: Puente Pumarejo (1970, Barranquilla) y Puente en Puerto Berrío.
Peatonal: Puente del Estrecho.
Para mulas:
Férreo: Girardot
Automotriz: Mariano Ospina Pérez (1950, Girardot).

¿Cuáles han sido sus fuentes de contaminación?
Minería del oro.
Vertimientos no tratados de grandes aglomeraciones urbanas y de casi todos los municipios de su cuenca.
Hidrocarburos, agroquímicos y fertilizantes, y el incremento de la producción industrial y minera.

¿Qué fiestas populares han surgido en su cuenca?
San Juan y San Pedro en Huila y Tolima.
Hombre Caimán en El Plato.
Festival del Bambuco en Neiva.
Festival Vallenato en Barranca.
Carnaval de Barranquilla.

¿Qué música y que compositores han surgido en su cuenca?
La cumbia y José Barros y su “Piragua” tiene un lugar privilegiado en la historia musical del río Magdalena.

Dos programas esenciales para la recuperación del río son la adecuación como hidriovía moderna y el restablecimiento de la pesca.

Del 28 de noviembre de 2007 al 1 de marzo de 2008

Gabinete de Dibujo y Artes Gráficas
Museo Nacional de Colombia
Cra. 7, calles 28 y 29, Bogotá, D.C., Colombia
Teléfono: 334 83 66. Fax: 337 4134
Boleto de ingreso al Museo

Horarios
Martes a sábado de 10:00 a.m. a 6:00 p.m.
Domingos de 10:00 a.m. a 5:00 p.m.
(El acceso a las salas termina 30 minutos antes del cierre del Museo)
El lunes está cerrado al público

Tarifas para la exposición temporal
Con la compra de la boleta de la exposición los visitantes tienen derecho a ingresar a las salas permanentes sin costo adicional
Adultos: $3.000 pesos
Estudiantes con carné vigente: $2.000 pesos
Niños de 5 a 12 años y personas con carné vigente del SISBEN
(niveles 4, 5 y 6): $1.000 pesos
Estudiantes de instituciones educativas distritales y con carné de BibloRed: $500 pesos
Niños menores de 5 años, adultos mayores (hombres mayores de 60 y mujeres mayores de 55 años), personas en situación de discapacidad, visitantes cuyo estrato socioeconómico sea 1 y 2, Amigos del Museo, miembros del ICOM con carné vigente, reservistas de honor, personas con carné vigente del SISBEN (niveles 1, 2 y 3) y adultos mayores que acrediten su afiliación al pasaporte vital (previa presentación del pasaporte vigente): entrada libre

Visitas comentadas
De martes a viernes 3:00 y 5:00 p.m.
Sábado 10:00 a.m.; 12:00 m.; 2:00 y 4:00 p.m.
Domingos: 11:00 a.m.; 1:00, y 3:00 p.m.
Sala de Exposiciones Temporales Gas Natural, primer piso
Boleto de ingreso al Museo
Servicios educativos
Acompañamientos para grupos previa reserva (máximo 75 personas por hora). Valor: $ 1.000 pesos por persona.
De martes a viernes de 10:00 a.m. a 1:00 p.m.

Fuente: Comunicaciones Museo Nacional de Colombia

Portada
Concursos
Argentina
Chile
Colombia
España
México
Venezuela
Otros países latinoamericanos
Mundo

Estás en nuestro ARCHIVO.
Consulta información
actualizada aquí